Translate

Tuesday, May 06, 2008

Victor Jara


Dolores iguales.

La luna no alcanzo esa noche a reflejarse
en el espejo
cuando un grito desgarrado
lo corto como un rayo de diamante
somos hermanos en Grimaldi
la estaláctica eléctrica surco mi cuerpo
en Abu Ghraib
que diferencias existen entre mis muertes
y las muertes de los que un día
la tortura los entrego inertes al abismo
de la nada.

La no diferencia son hermanas
Villa Grimaldi, Abu Ghraib
en mi recuerdo
de pedazos desgarrados por la mano
asesina
tus dolores se mezclan
con el clamor de las mentiras
rompiendo el espacio
del nadir al aqueronte
la centella surca el cielo cubriendo
las distancias de la muerte,
meciéndose en el viento
anaranjado por la pólvora.

Mi mano toca la tuya
inerte en la arena
mi sangre cabalga en la aguda cresta
de los dolores, los espacios de
dibujos dantescos y olores
metálicos
se abren con las pesada puertas
de maderas ajenas al agobio.

No puedo llorar,
te veo despojada de tu dignidad
mis lágrimas no alcanzaron a lavar
mi geografía,
la lengua felina del olvido
dejo abierta los agravios,
nada ni nadie fue capaz de escapar
a los desvarios de los celadores
a la risa pícara
al desdén con el aliento de un aguardiente
de borracheras eternas
en las noches de los aquelarres.

Lejos en el intérvalo de las horas el connive
dicta tu muerte
panoplias blancas en sus paredes
con el golpe feroz y metálico del rayo
en su valentia infinita
edita a miles de millas de distancias
manuscritos, y discursos añejos,
crea las manos negras, tenebrosas
en la distribución del castigo
sabe que de tus ojos
emanará la mirada tibia
con la que acariciarás a tus hijos,
y tu aliento continuará alimentando
tormentas de arena adolorida.

Los alminares geográficos, recorren tu piel
y llevan una mano tibia
que acaricia el rictus de tu dolor.
Post a Comment